Visitas :
492905

R.L. STEVENSON

Lo cierto es que estamos de suerte con el tema del campamento. La Isla del Tesoro nos conduce a todos a la genial obra del escocés Robert Luis Stevenson, un personaje al que merece la pena conocer un poco más.

En una biografía básica deberíamos apuntar que nació en Edimburgo en 1850 y que era hijo de un ingeniero constructor de  faros y de una mujer de familia rica. La mala salud en general y la tuberculosis en particular marcaron su vida que se convirtió en un constante viajar buscando quizás los aires más saludables.

De boca de un ama de cría escuchó los primeros cuentos que despertaron su interés por las historias fantásticas, luego sería los narradores un sin fin de marineros y gentes de la mar, que conoció acompañando a su padre cuando viajaba para construir faros.

Estudión ingeniería y derecho pero sus pasiones eran viajar y escribir; conoció Europa, América y Asia y cedió ante los encantos de los mares del sur, llegando a instalarse con su familia en Samoa donde murió inesperadamente a los 44 de un infarto cerebral.

Además de su historia de piratas le hizo muy famoso El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde siendo autor de un gran número de cuentos, poemas y ensayos muy interesantes en los que desvela su carácter vital y su compromiso con la felicidad, entre los que os recomendaría ya el breve En defensa de los ociosos.

Se dice que escribió su epitafio 14 años antes de morir,  que ya es querer tener las cosas bien atadas, así que vaya éste hoy como cierre y así podremos decir que ya hemos leído algo de Stevenson, sobre el que volveremos.

Requiem


UNDER the wide and starry sky
Dig the grave and let me lie:
Glad did I live and gladly die,
         And I laid me down with a will.

This be the verse you grave for me:
Here he lies where he long’d to be;
Home is the sailor, home from sea,
         And the hunter home from the hill.

[Bajo el inmenso y estrellado cielo,/Cavad mi fosa y dejadme yacer./Alegre he vivido y alegre muero,/ Pero al caer quiero haceros un ruego./ Que pongáis sobre mi tumba este verso:/ Aquí yace donde quiso yacer;/ De vuelta del mar está el marinero,/ De vuelta del monte está el cazador.]

Tomado de Poesía para los que leen prosa, edición antológica de Miguel Munárriz. Traducción de Javier Marías.

 

Esta entrada fue publicada en M@63. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

- Aviso Legal -

© 2020 F.A.C. Nhorte, S.L.